Reportajes

Las nuevas tendencias del branding

Branding

Por: Alejandro Macías

La Revista Mediterránea de Comunicación nos habla de manera muy interesante y vigente acerca de las nuevas tendencias de la Mercadotecnia más actual, y en esta ocasión nos ilumina en el tema de “ Branding Relacional” .

El entorno comunicativo actual está marcado por la existencia de múltiples redes de relaciones. La gestión de marca pone el acento en la consideración del individuo como ser relacional y se repiten ideas como “compromiso” o “conversación”. En este sentido, proliferan las propuestas teóricas que estudian la relación individuo-marca, si bien esta tendencia se extiende en los últimos años hacia la consideración de la relación individuo-marca-individuo. En este trabajo estudiamos desde un prisma teórico las perspectivas sobre branding relacional atendiendo a sus orígenes, desarrollo y consolidación. Asimismo, esbozamos los nuevos caminos que las marcas están explorando en su búsqueda de puntos de conexión emocionales con un nuevo consumidor con cada vez mayor deseo de participación.

FERNÁNDEZ-GÓMEZ, J. D. y GORDILL-RODRÍGUEZ, M. T. (2015). Aproximación teórica al branding relacional: de las teorías de Fournier a las brand communities. Revista Mediterránea de Comunicación .

El branding como bien describen los autores de este escrito, –   el Dr Jorge David Fernández Gómez, Profesor en la Universidad de Sevilla y María Teresa Gordillo Rodríguez, Asistente Honoraria de la misma – es un fenómeno complejo, cambiante y evolutivo que atiende al carácter dinámico de las marcas que surge de  este deseo de la gente por crear vínculos más estrechos con las empresas.

Existe un proceso evolutivo en el branding, que ha llevado a los autores a separar este concepto en 3 paradigmas que cambian a partir de su progreso con la interacción del público.

El primer concepto es el branding de producto,  que sintetiza la idea de que la gestión comercial y de comunicación debe supeditarse al producto. Esta orientación al bien tangible afecta a todas las esferas de la compañía, desde cuestiones estratégicas de gestión empresarial, hasta las técnicas publicitarias que se emplean para anunciar los productos de dicha organización.

 Como segundo concepto está el  «branding de personalidad»  que nace como respuesta al paradigma anterior. Bajo este enfoque, la marca se configura como un activo estratégico y no como un mero elemento identificativo y regulador las bases conceptuales combinan la psicología motivacional, la teoría de la imagen y la semiótica para estudiar los significados de los nuevos signos que circulan en la sociedad de consumo y el efecto de este consumo simbólico en los individuos. Frente al enfoque anterior, el de personalidad pretende llenar la marca con unos valores diferenciadores alejados del producto en sí, valores intangibles que ofrecen al consumidor beneficios emocionales. Este enfoque pone el acento en la personalidad que el gestor de marca crea para ella.

 Y como tercer y más reciente paradigma al que las grandes empresas y marcas le apuestan con mayor frecuencia  es el branding del consumidor, en el que el usuario se configura como el elemento central de la gestión de marca.  Este último tipo combina diferentes técnicas y teorías para generar una experiencia en el consumidor y que este interactúe de manera constante y directa con la marca.

Sin duda alguna, el branding en general como rama de la mercadotecnia pero a su vez como un idea y concepción propia que día con día toma más fuerza y lleva a que las empresas orienten sus estrategias comunicativas con el fin de encontrar una conexión emocional con el consumidor, y que este a su vez tenga un mayor deseo de participación.

Anuncios